Adolfo Ventas - Fotografiando la Naturaleza



Barra central de Trípode

 

Barra central de Trípode

 

Recientemente estuve haciendo fotos, sin éxito, en un minúscolo hide, estrecho y pequeño, pensado para ocupar poco espacio en el campo y así no destacar demasiado.
 
La idea que me rondaba era tener un punto de vista bajo, pero no tan bajo como para haber puesto un tumbing porque era casi seguro que la vegetecación del lugar, de unos 10-15cms de altura, me taparían las fotos.
 
No, el punto de vista tenía que ser bajo, pero no tanto, por eso la idea era, si no sentarme en el suelo, hacerlo en una silla especialmente baja y, de esta forma, tener la cámara a unos 30-40 cms de altura como mucho.
 
Utilizo un trípode, Manfrotto 055V, que puede abrirse completamente. En la primera sesión me resultó demasiado aparatoso, lo abrí para la altura deseada pero era tan minúsculo el hide que para que cupièramos él y yo, media parte de mí tuve que dejarla fuera del hide (tapado, eso sí).
 
El problema; la barra central no permite bajar más el trípode.En la siguiente sesión probé con mi otro trípode, más pequeño, Manfrotto 190SH. Este trípode no se abre del todo, pero en su máxima apertura, al menos en este caso, me permitía tener la altura que precisaba y, siendo más pequeño, entrar mejor ambos en el hide. Sin embargo, me encontré con un problema que terminó por incomodarme la sesión, la barra central de este trípode era tan larga como las patas abiertas en su primer tramo por lo que, aunque abriera más las patas siempre me quedaría con la altura que me daba la barra central.
 
Con el Manfrotto 055V ya supuse este problema pero, adelándome, cuando me lo compré me lo pedí con una barra central corta que me permitía abrir el trípode casi en su totallidad.
 
Por desgracia, la barra central de ambos modelos son distintas y ahora me encontraba con un dilema, ¿me compraba una barra central corta o bien un adaptador para el Mafrotto 190SH sólo para algunas sesiones?.
 
Bien, opté por hacerme una barra central yo mismo y ahorrarme el dinero. Además, el modelo 190SH de Manfrotto ya no se fabrica igual, los nuevos 190 ya no tienen la barra central circular y esto me dejó sin alternativas.
 
La idea que me rondaba era que el resultado fuera funcional, barato, con materiales que pudiera encontrar fácilmente y que pudiera fabricar de manera sencilla. Finalmente, me puse con ello.
 
 

¿Qué necesitamos?


 
Me pareció interesante usar la madera, con mis herramienntas podría manipularla y, además, sabía que sería mucho más barato que usar Aluminio, etc.
 
Necesitaremos muy pocos materiales y, en mi caso, sólo tuve que comprar expresamente uno de ellos, el resto los tenía por casa (caso de los tornillos) o bien me los había encontrado;

Panel o tabla de madera. Mejor si es fina, de ella sacaremos los soportes que sujetarán la Rótula, los platos propiamente dicho.
  • Palo de escoba o escobón. En casa no tenía ningún recogedor de madera con el diámetro adecuado. Tampoco encontré nada abandonado que me sirviera así que no tuve más remedio que comprarlo y creo que no llegó ni a 1€. En realidad no precisaremos tanto tamaño, pero siempre podremos darle otros usos al palo de escoba. Lo ideal es buscarlo lo más parecido posible al diámetro que precisemos. Lo compré en un Hiper de manualidades y herramientas.
  •  
  • 6 Tornillos. En mi caso los he elegido para madera, de los que la cabeza entran dentro de la madera y deja a ras de madera la cabeza del tornillo. 2 se usarán para sujetar uno de los platos al palo de escoba, 4 se usarán para esamblar ambos platos.
Tornillo de 3/8. Esta es una pieza crucial. Ya tenía algunos que compré hace tiempo así que usé el más pequeño. El paso o rosca 3/8 o Whitworth es un tipo de rosca inglesa. No es rara, pero en España se usa poco y no es fácil encontrarla en cualquier ferretería aunque una buena Tornillería debería tenerla. Es la medida de rosca que usan normalmente las rótulas, entre otras, Manfrotto. La medida de este tornillo dependerá mucho de la anchura que tengamos en los platos que tendremos que fabricar.
 
Lija de papel. Será necesaria para rebajar el diámetro del palo de escoba si fuera necesario, pero también para "pulir"
un poco los bordes mal cortados de los platos, etc.
 
 
Materiales Necesarios
 
 
No es preciso nada más. Cómo herramientas usaremos sierra,  una taladradora para los agujeros y un destornillador. Todo dependerá de lo mañosos que queramos ser, si queremos que todo quede perfecto podemos ayudarnos de una multiusos tipo Dremel.
 

¿Cómo lo hacemos?

 
 
Cuando localicé el palo de escoba, me alegré mucho de encontrarlo justo con el diámetro que necesitaba. Por desgracia, al llegar a casa me encontré que no entraba por el orificio de la barra central por lo que me tocaría rebajarlo un poco, apenas 1 mm escaso.
 
Pero antes, lo primero era cortar el palo de escoba a la medida deseada. Yo quería que no saliera nada por debajo aunque, posteriormente, me di cuenta que en el caso del 190SH no pasaba nada ya que el trípode no se abría completamente.
 
Con la medida prevista, se corta el palo y se obtiene una sección, bastante pequeña para un palo tan grande.
 
Dado que no encajaba bien, no tuve otro remedio que coger la lija de papel y lijarlo completamente hasta que conseguí que entrara sin demasiada dificultad, pero bien ajustado.
 
A continuación cogemos la tabla de madera y realizamos una plantilla de dos circulos, en mi caso con la base de mi rótula Giottos. Si somos finos cortando nos quedarán iguales, pero para ir más rápido yo usé una sierra de calar y, aunque el corte lo hice en menos de un minuto, me quedaron un poco diferentes.
 
Cogemos ahora uno de los círculos cortados, será el primero de los platos que tendremos que fabricar y que quedará unido a la barra de madera cortada. Situamos la barra sobre el centro del círculo y dibujamos su contorno en éste, de la barra, para poder señalar los agujeros que usaremos después para los dos tornillos que dejarán fijadas ambas piezas.
 
Buscamos dos puntos no demasiado céntricos del círculo dibujado sobre el plano, pero tampoco muy cerca del borde del círculo y los señalamos para hacer sendos agujeros antes de meter los tornillos y, de esta forma, hacemos la guía para ellos, entrarán más fácilmente y evitaremos que la madera se raje.
 
Dado que los tornillos tienen que quedar insertados y las cabezas tienen que incrustarse, decidí facilitar un poco las cosas y hacer una rebaja con la Dremel a los agujeros y así dejarlo todo plano cuando los tornillos estuvieran puestos.
 
Se meten los tornillos sobre el plato y se atornillan hasta que asomen la punta por la otra parte, momento en que pegamos la sección de madera en el centro, haciendo presión para que la punta de los tornillos marquen la barra. Con la barra marcada, hacemos los agujeros con el taladro para la guía y, acto seguido, la atornillamos al plato.
 
 
Sección de madera atornillada al plato, vista lateral.
Guía para los Tornillos del primer plato, con rebaja para la cabeza.Sección de madera atornillada al plato, vista frontal.

 

 

 

 

 

 

 

 
Ya tenemos el primero de los platos terminado, nos queda ahora el segundo, el que llevará el tornillo 3/8 para la rótula.

Al igual que en el caso anterior, ahora hacemos un agujero central con el diámetro del tornillo 3/8. Conviene que sea sensiblemente inferior al diámetro del tornillo porque así quedará mejor sujeto. También en mi caso, hice con la Dremel una rebaja al agujero puesto que la cabeza del tornillo se introduce en parte dentro del plato con objeto de quedarse totalmente liso, algo fundamental porque, de no ser así, no podríamos unir ambos platos.
 
Metemos el tornillo 3/8 y nos aseguramos que no pueda salir con facilidad ya que la rótula enroscará en él y no sería conveniente que se girara con ello.

2º plato con el tornillo 3/4, vista trasera-lateral.

2º plato con el tornillo 3/4, vista frontal-lateral.

Agujero con rebaja del 2º plato para el tornillo 3/4.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Para terminar, sólo tenemos que atornillar ambos platos. También podrían pegarse con cola de madera, etc., pero de esta forma siempre podremos separar los platos ya que el que lleva la rosca 3/8 podríamos usarlo en otros sitios, un hidrohide, por ejemplo.
 
Hacemos cuatro taladros guía y rebajamos los agujeros para que las cabezas de los tornillos queden bien metidas. Metemos los tornillos sacando solo las puntas por el otro extremo y le pegamos el plato que ya tiene la barra pegada de forma que se queden marcados los futuros agujeros sobre los que haremos la guía con el taladro finalizando con el atornillamiento de los 4 tornillos.

Los dos platos atornillados y terminados, vista frontal.

2º plato con el tornillo 3/4 y 4 agujeros para los tornillos de sujección entre platos.

Los dos platos atornillados y terminados, vista lateral.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya está, trabajo terminado!.
 
 

Recomendaciones:

 
 
Es importante repasar que todo quede lo más plano y liso posible, si un tornillo tiene la cabeza poco metida, la superficie de contacto entre platos, por ejemplo, no será del todo plana. A veces, la salida de los tornillos no quedó del todo lisa, yo las lijé en todos los casos.
 
Si el tornillo de rosca 3/8 es más largo de lo necesario, esto supondrá que la base de la rótula no apoye sobre el plato y podrá transmitir vibraciones. En mi caso pasa precisamente eso, la madera era un par de mm más fina de lo deseable (o el tornillo un par de mm más largo) pero no hay nada que no pueda solucionarse de manera sencilla, yo suelo poner para estas cosas un recorte circular (con la medida del plato) de alfobrilla de ratón informático, suelen ser esponjosas y amortiguan el roce de la rótula al enroscar, a la par de ganar ese par de mm que nos hacían falta.
 
Alfombrilla de Ratón para correción de distancias y evitar rozaduras en Rótulas.
Soporte montado y Terminado.Soporte con Rótula Giottos Montada.

 

 

20121216_124040.jpg
Barra Central de Madera
IMG_2650.jpg
Barra Central de Madera II
   
2 archivos en 1 página(s)