Pulsa para ver la imagen a tamaño completo

Polinización de Ophrys speculum

No descubro nada nuevo al indicar cómo "trabajan" las Orquídeas, sobre todo las del género Ophrys, para procurar reproducirse. Es bastante conocido que ellas engañan a sus polinizadores, los atraen cuán sirenas de Ulises y ellos, irresistiblemente cautivados, enamorados perdidamente de lo que creen su bella dama, intentan con arrojo y desespero copular insistentemente.

Así es cómo lo hacen, en este caso, una Orquídea de la especie Ophrys speculum no sólo a evolucionado para parecerse a una hembra de su polinizador, en exclusiva, Dasyscolia ciliata, además emite unas feromonas que son captadas por las abejas macho, incluso a más de un metro de distancia. Embriagado por el amor, seducido por el aroma de una supuesta hembra recién emergida y con ganas de propagar la especie, el "Incauto" se posa y con su órgano copulador intenta, una y otra vez, copular con la orquídea sin darse cuenta que, realmente, la "Pérfida" Orquídea realmente lo que busca es que, al posarse la abeja, con la cabeza y los múltiples intentos de cópula, se lleve sus sacos de polen (polinios) pegados para que, al ser de nuevo engañado por otra orquídea, éstos toquen la cavidad estigmática depositando el polen y, de esta manera, termine fecundando la otra orquídea. El sistema de transporte de los polinios no puede ser más efectivo.

En la imagen, la abeja Dasyscolia ciliata intenta copular con la orquídea. En la cabeza ya lleva adheridos los polinios de otra Ophrys speculum, sólo es cuestión de un par de intentos más para que roce la cavidad estigmática y deposite el polen allí para fecundarla y el círculo volverá a empezar, el año que viene.

Un polinio más se ha quedado pegado en el abdomen, supongo que en la desesperación se daría la vuelta tocando con el abdomen los polinios de anteriores orquídeas (o de ésta misma) y se le quedó pegado ahí, quedando inútil totalmente dado que es poco probable que toque la cavidad estigmática con el lateral del abdomen de otra orquídea.

Está clara qué relación tan intrínseca mantienen Orquídea e Insecto y, tanto es así, que si no existen polinizadores en la zona lo más normal es que una orquídea no prospere al no ser fecundada nunca.

- Ver Estructura de una Flor del Género Ophrys

_08_5507.jpg _VP_4332-4.jpg _VP_4040.jpg _08_4846.jpg _VP_5321.jpg