Pulsa para ver la imagen a tamaño completo

El Tesoro de las Marismas del Odiel

Cuando José Manuel Sayago llegó, por fin, al final de la torreta, 3 tesoros le aguardaban, temerosos, pero tiernos, eran la primera vez que veían una persona, el primer avistamiento de cualquier cosa distinta a sus padres.

Foto: José Manuel Sayago ©

_08_4846.jpg _08_3895.jpg DSC_0088-900pix.jpg _02_9417.jpg _02_9516.jpg