Adolfo Ventas - Fotografiando la Naturaleza


Pulsa para ver la imagen a tamaño completo

Cephalanthera damasonium

No es una especie muy común en Andalucía, para localizarla es preciso viajar hasta las sierras orientales de la comunidad.

De aspecto delicado, es muy parecida a la más común Cephalanthera longifolia, de la que suele diferenciar por tener C. damasonium las flores de color cremosas, siendo C. loginfolia habitualmente blancas. No obstante, éste no es un carácter concluyente, no es raro toparse con flores algo cremosas en C. longifolia, especialmente cuando no están abiertas, ni tampoco es raro ver blancas las flores de C. damasonium. Sin duda, el carácter que mejor nos serviría para poderlas distinguir son el detalle de las hojas, que son largas y estrechas en C. longifolia y dispuestas en el tallo, dejando sin hojas la inflorescencia, y anchas y cortas en C. damasonium, entremezcladas con las flores.

Personalmente, cuando solo podemos contemplar sus hojas, me recuerda mucho a otra orquídea, Epipactis kleinii con la que la he confundido a menudo cuando no podemos ver flores para comparar y la planta está brotando.

Al igual que en otras Cephalantheras, esta orquídea simula tener polen en la entrada de la flor por lo que diversos insectos entran en ella intentando recolectar el citado y supuesto polen, terminando por polinizar la orquídea.

En la imagen, inflorescencia, tallo y hojas.

AVP02755.jpg _VP_10635-44.jpg _VP_10626.jpg _VP_10612.jpg _VP_10581.jpg