Pulsa para ver la imagen a tamaño completo

Entre Blancos y Morados

No era la intención, la idea era, con suerte, con mucha suerte, un Milano Negro posado entre las flores, frente a mi maltrecho aguardo. Si acaso, quizás, una Grajilla, que también por allí pululaban, pero tras horas de espera, estando entre vacas y terneros, vinieron a mí, a posarse un grupo de Garcillas Bueyeras aunque sólo una entró de frente, andando, canzando los bichos que salían espantados, en una curiosa jornada , entre blancos y morados.

_03_2274.jpg _01_3035.jpg CRW_12451.jpg _01_5749.jpg CRW_13689.jpg