Pulsa para ver la imagen a tamaño completo

Tras el Ocaso en el Guadaiquivir

Se ha puesto ya el Sol tras la otra orilla del río. Todavía el cielo aguanta anaranjado, aunque tan solo por el horizonte, cuando el agua ya se va volviendo de tonos fríos. Dentro de ella, cuatro estacas, solitarias, han contemplado otro día más el Ocaso en el Guadalquivir.

_07_0188.jpg _06_7979.jpg _06_7970.jpg _06_7839.jpg _06_7788.jpg